De Dag, aquí está la versión buena de La Casa de Papel

0 Shares
0
0
0
0
0
0
Raiola Networks

No, De Dag (El día, en castellano) no tiene nada que ver con La Casa de Papel. Tan solo comparte la premisa de la historia: un banco, un atraco, toma de rehenes, policías que negocian y poco más.

La verdad es que no soy capaz de recordar cómo llegué a esta serie. En algún sitio hoy hablar de ella y la añadí a la cabeza de la lista infinita de series pendientes que tengo para ver. Y si estaba arriba del todo del listado, es porque debí escuchar cosas fantásticas de la serie.
Después de ver la mitad de la serie, puedo decir que con razón.

Como decía, es un cuento mil veces visto: un atraco a un banco en el que los atracadores, que lo tienen todo muy bien pensado, toman unos cuantos rehenes y se atrincheran a ver cómo avanza el asunto. Pero tiene dos cosas que la hacen única y realmente especial.

De Dag, una verdadera joya oculta

La primera es el modo en que tienen de plantear la historia y los capítulos. Nosotros, los espectadores, empezaremos siguiendo a la policía, concretamente al equipo de negociadores del cuerpo: Ibrahim, Vos y Roeland. Serán los primeros personajes que conozcamos y a los que más seguiremos durante el atraco. Además, veremos en primera instancia lo que ellos vean, iremos siempre a su ritmo. Me explico.

En el primer capítulo de la temporada conocemos a los tres personajes mencionados, nos enteramos de que hay un atraco en marcha con toma de rehenes y vemos todo el despliegue policial. No sabemos qué ocurre dentro del banco, quienes son los atracadores o los secuestrados. Nada. Sabemos únicamente lo que sabe la policía y quienes son los buenos.
Ya en el segundo episodio la trama cambia de prisma y nos presentan lo mismo que ya habíamos visto del robo pero desde el otro lado: quién hay dentro y de dónde han salido, quienes son los malos y qué está ocurriendo en el interior del banco.
Es decir, los capítulos en De Dag se presentan por parejas: primero los buenos, luego los malos. Primero lo que ocurre fuera del banco, después lo que hacen dentro. Siempre en la misma línea temporal.

Esta manera de ir contando la historia juega a favor de los creadores para crear puntos de interés y cliffhangers, ya que tú desde el sofá de casa no juegas con ventaja ya que no irás por delante de la policía, no sabes qué se enfrentan. Cuando te muestran el interior del banco te dan alguna pista, lo justo para tenerte enganchado para el próximo episodio y hacer algunas cábalas, pero no avanzarás mucho más que los negociadores que esperan fuera.

El otro punto innovador que tiene la serie y la hace especial es su origen, pues se trata de una serie belga. Dime, así de memoria, ¿cuántas series o películas belgas conoces? ¿Tres o cuatro, siendo generosos? ¿A que te sobran dedos en la mano para contar? 🙂
Es maravilloso poder ver un contenido en el que no estás un rato pensando dónde c*** habías visto antes a esa actriz o actor, porque te suena la cara pero tu memoria es la que es y no consigues situarlo.

Es un nuevo ejemplo de una producción made in europe fantástica. La Casa de Papel (que utilizaba como ejemplo) partía de la misma base: un producto sencillo basado en un puzzle muy inteligente que ir desgranando poco a poco y que atrapa al telespectador desde el minuto cero, sin necesidad de contar con actores de renombre (no, al Profesor no lo conocían ni en su casa) ni sensación de que detrás haya ingentes cantidades de dinero.
Donde fallaba la serie española y acierta de pleno De Dag es que aquí no sobra nada: ni personajes, ni historias de relleno, ni españoladas™… Nada, está todo en su justa medida.

Como decía al inicio, sólo llevo media temporada, pero no creo que pase del fin de semana que haga una maratón y termine con los 6 capítulos restantes. De echo, ¡todavía no sé porque he parado a escribir esto teniendo episodios en la recamara!

PD: Lamentablemente, en España creo que no lo emite ninguna plataforma. Pero seguro que todo el mundo encuentra la manera para poder disfrutarla.

0 Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like